Historia

El Hotel Real Casona de las Amas nace como un proyecto cofinanciado por la iniciativa comunitaria LEADER+ con el objetivo de crear una estrategia de desarrollo para el territorio rural del entorno mediante aquellos recursos y bienes considerados de interés histórico y cultural.

Situado junto al albergue de peregrinos, se encuentra esta espléndida construcción de valiosas características arquitectónicas que data de finales del S. XVII. El Camino de Santiago marca de forma indeleble las características del Hotel Real Casona de las Amas al encontrarse ubicado en la Calle Mayor, travesía del Camino Jacobeo.

Se trata de un Palacete de dos plantas realizado en sillería, sillarejo y ladrillo. En su fachada principal aparecen dos magníficos escudos de hidalgo, de estilo rococó, que dejan entrever la importancia de los ilustres personajes que habitaron la comarca en tiempos pasados. Prueba de ello son también los 3 pequeños minaretes en los que puede leerse la inscripción grabada “Por mi Ley, Por mi Rey, Por mi Patria”, y una pequeña construcción anexa al edificio principal de mismo estilo arquitectónico.

La historia de la casa se remonta a Don Tomás Alonso de Ojeda y Tejada, personaje ilustre de Azofra, quien mandó construir esta magnífica edificación en el S. XVII como consta en la Certificación de Armas y Ejecutoria de Nobleza del año 1739 que se encuentra expuesta en una de las vitrinas del hotel.

Fue Abogado de los Reales Consejos y Juez Subdelegado de la Única Contribución. También Alcalde Mayor, Juez Ordinario, Juez de Apelaciones del Condado de Hervias, y Teniente Auditor General de Guerra. Tuvo una estrecha amistad con Don Zenón de Somodevilla y Bengoechea, más conocido como el Marqués de la Ensenada, quien fuera Ministro de Hacienda, Marina e Indias. De ahí la creación, por parte de Don Tomás Alonso de Ojeta y Tejada, de los Catastros de Azofra, Alesanco y Hervías; importante aportación que hiciera a las comarcas del valle.

Hotel Real Casona de las Amas se consolida así como un Palacete perteneciente a una noble familia de recio abolengo que hoy ponemos a su servicio. Un hotel donde el encanto de tiempos pasados se integra con las comodidades y prestaciones de hoy en día para ofrecerle una experiencia inolvidable.